Dicen que aquellos que volamos solos poseemos alas más fuertes. No sabría decir la fuerza del vuelo, pero sí puedo asegurar, que no proviene de la capacidad física, sino de una voluntad indomable. Que la soledad es a veces el precio de vivir como si cada día fuera el último. De la necesidad de aprender ante el pensamiento continuo de que daría todo lo que sé  por la mitad de lo que ignoro  y es ese pensamiento el que cada mañana, me hace emprender el vuelo…

Editado y Publicado por: Rovica.

Alas Fuertes…

Esta entrada tiene 4 comentarios

    1. Llega un momento en que te das cuenta de que tienes que agitar las alas y empezar a volar sola. Muchas gracias María. Un abrazo grande amiga ☺️ 😘

    1. Es muy posible que así sea Santiago. Muchas gracias. Un abrazo amigo ☺️😘

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: