Cuando tropiezas con la misma piedra y con los mismos obstáculos una y otra vez, quizás, es que como una foto fija mantienes una visión caducada de tu rumbo. He oído que la vida es una excelente maestra  y si no aprendiste una lección, te la repite  todas las  veces que haga falta. Abre los ojos al momento presente, seca tus lágrimas, cura tus heridas, amplia tu perspectiva y cambia de camino…

Rovica.

 

Esta entrada tiene 2 comentarios

    1. 😄😄 Sí, y son unas vistas con muy buenas perspectivas Mar😄 Gracias amiga. Un abrazo grande😘😊

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: