• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Mis Cosas
  • Comentarios de la entrada:9 comentarios
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura
  • Última modificación de la entrada:01/12/2021

 

 

 

Un día, el cerebro dijo:

– Por ser yo quien da las ordenes y controla las diferentes partes del cuerpo, exijo que se me llamen jefe.

Los pies dijeron entonces:

– Somos nosotros los que soportamos todo su peso y lo trasladamos a todas partes, por lo tanto la jefatura nos corresponde. De la misma forma las distintas partes del cuerpo expresaron su importancia. El corazón, los pulmones, el oído y hasta el mismísimo culo reclamaron su derecho a ser jefe. Todos, al conocer las pretensiones del culo se echaron a reír, ¿Cómo se atrevía a ser jefe un órgano (si se lo puede llamar órgano) tan desprestigiado e insignificante como ese? A raíz de las burlas y herido en sus más íntimos sentimientos, el culo, como buen culo que era, se enculó y decidió bloquear la salida, en tres palabras: – ¡¡No cago mas!! – dijo.

Al poco tiempo y como consecuencia de esa actitud, el cerebro comenzó con trastornos, había alta fiebre, los ojos se hincharon, los pies se inflamaron y había dolor, ya no podían soportar el peso del cuerpo. El corazón y los pulmones luchaban por sobrevivir, tenían que trabajar a toda máquina para eliminar una parte de las toxinas que los invadían. Todo era un desastre hasta que todos juntos imploraron para que el culo fuera el jefe.

Enterado de lo resuelto, el culo comenzó a funcionar, cagando a diestra y siniestra, asumiendo su cargo de jefe.

Moraleja: Para llegar a jefe no es necesario ser un cerebro, ni inteligente, ni ser más o menos imprescindible, solamente hay que tener suerte y saber el momento oportuno…🤭😜😁

De la Web
Publicado por: Rovica.

Esta entrada tiene 9 comentarios

  1. carlos

    Dijo: ¡Te voy a ofrecer un trato que no podrás rechazar! Un besazo.

    1. Rovica

      Muchas gracias Juan Marcos. Un abrazo amigo.

  2. Pero cuando se trata de expresar sentimientos, el cerebro está ausente, no hace caso a nadie. No habrá motivos que valgan cuando queramos erigirlo en el «jefe» de nuestra vida. Sabes que es así. Un abrazo.

    1. Rovica

      Desde luego Paz. Ya vemos en este texto de humor que no tuvo nada que hacer😄. Un abrazo grande.

  3. En todo caso, no puede ser jefe absoluto y permanente. Necesita también de los demás órganos para funcionar. Digamos que en este caso el mando está compartido por todos. 🎮 Saludos.

  4. marycarmenmur

    Para el buen funcionamiento del cuerpo se requiere una hermandad, no un dictador

    1. Rovica

      Totalmente de acuerdo Mary Carmen. Un abrazo grande amiga.

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!