Hola [email protected] [email protected]

 Hoy, desde El Rincón de Rovica: En la vida… Solo un amor se quedará en tu corazón. De todos los amores que tendrás en la vida… Sólo hay [email protected] que te dejará [email protected], escuché por ahí. Un sólo amor que se te clavará tanto en el pecho que nunca encontrarás la manera de sacarlo, no importa quien estuvo antes o quien esté después, siempre logrará tener el lugar más importante en tu corazón. No importa cuánto tiempo pase desde la última vez, porque a pesar del tiempo y la distancia siempre estará presente en un lugar de tu pensamiento.

Y es que [email protected] tenemos un amor que llegó para quedarse aunque se vaya. Un amor con el que has logrado amar hasta ya no poder más. Ese mismo amor que no esperabas y que un día inesperado apareció y se coló en cada rincón de tu ser. Ese amor que no le fue difícil conquistarte, enamorarte, ganarte y es que solían ser tan iguales, tan explosivos, tan entregados, que la compenetración se dio perfectamente.

Ese amor ha sido el autor de un sinfín de sonrisas y de lágrimas, ha sido quien pintó tu mundo de color, con quien no necesitabas de máscaras y es que él/ella  te aceptaba tal cual eres, y siempre te hizo sentir que de [email protected], tú siempre eras el/la mejor.

Has de recordar que sólo con él/ella hiciste locuras que no son fáciles de contar y es que a veces llegaron a extremos difíciles de imaginar, pero recuerdas, sonríes, ríes y es ahí cuando te das cuenta de que nunca fuiste tan feliz. como entonces.

Ese amor que te ha marcado, es el mismo por el que más de una vez mentiste para pasar más horas a su lado. Un amor que se convirtió en tu fuerza y tu sostén. El mismo con el/la que podías pasar horas y horas charlando o simplemente recostarte en su pecho y escuchar los latidos de su corazón, igual ambas, te hacían sentir completamente feliz.

Ese amor tan niño y tan adulto que te dejaba extender las alas y echarte a volar, con quien sentías que no necesitabas de nada más. Un amor loco y arrebatado, tan tuyo y tan apasionado que no ha podido ser nunca igualado.

Estoy completamente segura que han venido a tu mente flashazos de esos días pasados y es que tengo la certeza de que sabes de lo que estoy hablando y en este momento ha aparecido alguien en tu mente, alguien que por temporadas se va pero que con algún escrito o alguna canción, reaparece.

Has recordado lo sencilla y fácil que era la vida cuando estabas con él/ella, lo divertido y magnifico que era amarle hasta sentir enloquecer, no importaba si pudiese ser complicado, [email protected] amabas tanto como él/ella a ti y eso lo hacía perfecto. Sé que a veces incluso sueles recordar cada detalle, el primer beso y tal vez la primera vez que hicieron el amor. Esa perfecta entrega, las sensaciones y emociones que con nadie más has logrado sentir, sólo con él/ella. Tal vez has recordado los planes y sueños que tuvieron, y  los que sin imaginar un día se esfumaron, no se pudieron realizar pero que aún siguen presente en tu mente.

Aun puedo recordar cómo se me erizaba la piel al deslizar sus dedos, la manera tan loca y poco común de demostrarte un ¨te quiero¨. Es una ironía que la misma persona que tenía el don de reconstruirte también lo haya tenido para olvidarte. Sin duda él/ella te ha llegado a conocer como nadie, sólo él/ella logro una y mil veces sanarte. Y sólo él/ella, consiguió que te entregaras plenamente y que amaras con tal intensidad que sintieras que tus fuerzas ya no podían más.

Ese amor lo fue todo y nada. Logró entrar de lleno a tu mente, conocer todas tus facetas y todas tus versiones y aunque a veces sacó de ti lo peor, también siempre logró sacar lo mejor. Sus brazos fueron el refugio perfecto, nunca importó cuantas horas pasaras allí, siempre fueron tu lugar favorito. Y sueles recordar que disfrutaste como nunca nada, hasta el más mínimo momento, y  es que la dicha y felicidad que te dio él/ella, no la has logrado encontrar con nadie más.

Tal vez en este preciso momento has sonreído, se ha escapado una lágrima o un suspiro, adivina qué… ¡le has echado tanto de menos en algunos momentos !

Y es que hay amores que aunque no tienen un final feliz, son leídos una y otra vez  quizás tan sólo para recordar. Hay otros que aunque se pierdan, siempre se busca una razón para un nuevo reencuentro. Otros que se esperan sin importar cuanto transcurran el tiempo. Cuando el amor es de verdad no importa cuántas veces se terminen mandando a la mierda, muy a pesar de [email protected] [email protected] los corazones insisten y un día de repente tal vez, el destino confabule para volverse a reunir y revivir cada momento anhelado del ayer… tal vez.

No importa lo que suceda entre ambos, nunca habrá una razón definitiva para querer poner punto final. Simplemente le deseas contigo, a tu lado, de tu mano. Y te enfadas, sientes rabia y coraje de pensar que las leyes del destino suelen ser tan injustas que termina soplando en tu contra y tal parece ser el cuento de nunca acabar.

Y así, un día pareces haberte cansado, y de repente aparece otra persona, [email protected] más con el/la  que te has de entusiasmar e ilusionar, tal vez incluso puedes llegar a enamorarte pero no amarás nunca como has amado ya. Ahora lo haces más [email protected] y más consiente, te vuelves a entregar y vuelves a sonreír y a sentirte feliz. Abres de nuevo tu corazón e incluso lo entregas, pero lo cierto es que sólo una parte, porque lo demás alguien más se lo llevó. Tal vez ya no está en ti pero es así, gran parte tuya de lo que fuiste y de lo que eres le pertenece a él/ella, sí, a ese amor que no habrás de borrar y que has de guardar en tu interior, en alguna parte de nuestro corazón.

Reharás tu vida y seguirás adelante porque así tiene que ser. Porque [email protected] no se debe quedar [email protected] o [email protected], porque la vida te exige vivir. No importa cuán [email protected] o [email protected] hayas quedado de tu pasado, vas a curar heridas y volverás a entregar tu corazón simple y sencillamente porque [email protected] nos debemos dar una segunda y porque no, una tercera oportunidad. Habrás de superar, ¡te lo aseguro! pero superar no significa olvidar, seguirás recordando pero sin dolor, aunque tal vez sí con unas inmensas ganas de revivir el ayer, aun sabiendo que eso nunca será posible.

Y es que: ¨de los amores que tendrás en la vida sólo [email protected] te dejará [email protected] de por vida y se albergará en tu corazón¨, de lo que hablo… tú también lo sabes .

Stepha Salcas
Cartas sin destino

 

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

A %d blogueros les gusta esto: