La música requiere, inevitablemente, la aportación de ese mínimo de atención, para que  revele  la maravilla y la magia que  lleva dentro…

Rovica.

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!