Hola [email protected] [email protected]

Hoy, desde El Rincón de Rovica:  Me gusta… No me gusta. Me gusta explotar las burbujas del papel ese que nunca sé cómo se llama; coger la Nocilla con el dedo; andar por bordillos finos y casi caerme; pisar las mangueras de agua en los jardines; hacer suposiciones; darle vueltas a la persona con la que voy andando por la calle; la inteligencia; que la gente piense que estoy un poco loca; comerme el Cola-Cao a cucharadas y sin leche; me gusta ser defensora de los animales; de sentarme de formas poco femeninas.

 Me gusta el sonido de los pasos de mi chico con náuticos sobre la madera, me recuerda al de los esquís en la nieve; dar los buenos días a cualquier hora; el postre antes de comer y merendar a todas horas; el olor a jazmín; jugar con los dedos de otras personas; abrir todos los cajones y romper todas las corazas; la Navidad; las cosas brillantes; ser una torpe y chocarme con todo. Me gusta el 13, el amarillo y mi pasado.

Me gusta hacer el amor a las 5 de la mañana, para poder volver a enrollarme en el edredón y seguir durmiendo con mi persona favorita; pero no me gusta hacerlo recién despertada.

No me gusta el despertador por las mañanas, ni me gustan los relojes con pilas ni los ruidos repetitivos, tic-tac-tic-tac; no me gusta que la gente le eche la culpa de todo a alguien o al tiempo y se escude en lo mismo; que se me quede el pegamento pegado en los dedos; los andamios que tapan fachadas de edificios antiguos; las marcas de las sabanas y los calcetines en el cuerpo; comerme las uñas.

A veces no me gusta el pesado destino; sentir crema en las manos (ni tampoco los dulces con crema); la oscuridad. No me gusta las personas interesadas e hipogritas; ni las falsas, las que mienten; las supersticiones; cuando no te miran a los ojos; las cosas evidentes; el orden y los límites; la intriga; los guisantes.


Me gusta la gente que se sienten atraídas por la inteligencia del otro en búsqueda de experiencias más allá del físico.

Y las cosas que nunca te dije, porque eché a correr antes de echar raíces.

Al
Pídeme lo que quieras

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: