Si te anclaran las alas, en el muelle del viento

Yo te espero un segundo en la orilla del tiempo

Llegarás cuando vayas más allá del intento…

 

Si te abrazan las paredes desabrocha el corazón

No permitas que te anuden la respiración

No te quedes aguardando a que pinte la ocasión

Que la vida son dos trazos y un borrón.

 

Tengo miedo que se rompa la esperanza

Que la libertad se quede sin alas

Tengo miedo que haya un día sin mañana

Tengo miedo de que el miedo, te eche un pulso y pueda más…

No te rindas no te sientes a esperar.

 

Si robaran el mapa del país de los sueños

Siempre queda el camino que late en tu interior

Si te caes te levantas, mejor lenta que parada.

Tengo miedo que se rompa la esperanza

Que la libertad se quede sin alas

Tengo miedo que haya un día sin mañana…

 

No te rindas no te sientes a esperar.

Sólo pueden contigo, si te acabas rindiendo

Si disparan por fuera y te matan por dentro

Llegarás cuando vayas más allá del intento…

Seguro, seguro  llegarás a tiempo…

Rosana.
Rovica.

 

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. macalder02

    A lo largo de nuestra vida nos vamos a encontrar con obstáculos y con muchas situaciones que nos dan miedo enfrentarlas. Como bien lo dices, el problema no está en las dudas al enfrentarlos, sino, en que uno se rinda.
    Un poema lleno de reflexiones de vida que nos invita a no dudar de nosotros mismo. Muy bueno y lo disfruté al leerlo.
    Un abrazo grande por tan buena inspiración.
    Manuel

    1. Rovica

      Este confinamiento, nos ha hecho crecer, nos ha dejado aprendizaje, muchas emociones, pero también, algunos miedos, miedo sobre todo, a lo que viene. Miedo a que nos coarten libertad para poder seguir con nuestros proyectos de trabajo, de estudios, de nuestros sueños e ilusiones… en fin, también es cierto, que nunca debemos rendirnos, que la fuerza nos haga ganar el pulso al miedo y que la esperanza siga dentro de nosotros. Gracias Manuel. Un abrazo amigo 🥰😊

      1. macalder02

        Me reconforta leerte. Tienes bien definido tus ideales y la suficiente madurez para seguir con tus objetivos en tu vida. Me alegra por ti.
        Manuel

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!