• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Reflexiones y Pensamientos
  • Comentarios de la entrada:10 comentarios
  • Tiempo de lectura:1 minutos de lectura
  • Última modificación de la entrada:13/05/2022

 

 

La vida no siempre consiste en subirse o no a un vagón. Resulta que, a veces, tú eres ese tren que unos dejaron escapar y que [email protected] prefirieron, no perder…

 

Rovica.

consiste

Esta entrada tiene 10 comentarios

    1. Rovica

      Totalmente cierto Javi. Un abrazo amigo.

  1. macalder02

    Cada persona busca su propia fórmula para vivir la vida, de una u otra manera, aunque la realidad es que muchas veces se pierde por el camino o bien ni siquiera se intenta.

    1. Rovica

      Manuel, llevas razón, eso que dices puede ocurrir, de hecho ocurre. Un abrazo amigo.

  2. carlos

    Me gusta esta metáfora. Vivir la vida a todo tren o vivir en una estación parada,

    1. Rovica

      🤔Puaafff…Carlos. Sería genial la idea de vivir siempre en esa nube con forma de tren en la que las personas suben, bajan y nunca se paran. Pero, hay gente que viven en un mismo tren y no tienen intención de bajarse de él por nada que pueda alterar la rutina de sus días y eso sí que me parece triste. Buen finde. Un abrazo amigo.

  3. eticadiaria

    o eres ese vagón desenganchado en una vía muerta…

    1. Rovica

      Eticadiaria, para salir de un lugar es necesario levantar un pie y echarlo para delante y luego el otro para poder Cruzar la Noche y avanzar hacia a la salida del laberinto. Cierto que no, no es fácil. Los sentimientos juegan gran un papel, pero, a veces, emplea trampas y mapas equivocados. Un abrazo amigo.

  4. No se pierde nada que desee ser cogido, ni aún siendo un vagón abandonado, en vía muerta o quizá ese tren antiguo que ya da por perdida cualquier estación, antes incluso de saber que podría, por su solo mecanismo, volver a funcionar. Feliz sábado. Un abrazo.

    1. Rovica

      Cuando un tren no va a ningún lado es hora de bajarse y continuar el camino. Buen finde Paz. Un abrazo grande.

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!