Hola [email protected] [email protected]

Hoy, desde El Rincón de Rovica: Recuerdos… Unos recuerdos, que pasado el tiempo  se presenta ante mí memoria como fotografías… Unas con luces de colores y otras con grandes sombras de tristeza…

Momentos de ayer … Tiempos de felicidad y grandes alegrías. Tiempos de dolor, de infinita e inmensa y amarga tristeza. Grandes nostalgias. Vivencias y experiencias inolvidables. Errores de los que he tomado buena nota. Aprendizaje de vida. Recuerdos sin un ápice de  rencor y que de todo lo vivido ha hecho la mujer que soy hoy…

Porque cuando el dolor o el amor de antaño no te ciega. Reflexionas, reflexionas con la luz y serenidad  que da la paz interior en el alma… Entonces, te viene a la memoria, cada pensamiento, cada gesto, cada acto, analizando detenidamente cada  una de las “piezas” de un puzzle que en otra época no entendí…

Ahora pasado el tiempo, todo cobra sentido… Y, ¡Sorpresa la mía…! Arrepentirse no quiere decir llorar por los errores. Arrepentirse… significa aprender, transformar el corazón; es mirar todo de una manera nueva, cambiar de ideas y sobre todo de camino … Un camino donde habita una infinita comprensión, bondad, cariño, en una mujer que es capaz y sin falsa modestia, de enorgullecerse de ella misma…  Por la infinita lealtad, confianza, entrega a los demás y por  el sincero e incondicional amor que durante toda su vida entregó y sigue entregando…

Entonces hoy por hoy y definitivamente  llego a la conclusión: Que la vida es así,  llena de subidas y bajadas. Que los planes casi nunca se cumplen, porque jamás nadie vive sobre seguro. Que si perdí una vez… Es porque no era para mí y que solo a veces terminando capítulos, se logra vivir el libro de nuestra historia…

Rovica.

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: