Cuando no se ama demasiado, no se ama lo suficiente. Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado. El amor no conoce barreras; salta obstáculos, distancias y penetra en los muros más resistentes, para llegar a su destino lleno de esperanza.  El amor, no reconoce límites…

Editado y Publicado por: Rovica.

, Sin Limites…, El Rincón de Rovica

 

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: