Como en la noria, tan solo unos instantes te separan de estar en lo más alto a estar en los más bajo. Círculos con inicio y fin. Unas veces arriba… otras abajo, pero siempre en movimiento.

Las casualidades igual que vienen,  se van. Y que en la vida unas veces se gana y otras, se aprende. Que es necesario disponer de un tiempo ajeno a todo(s) para escucharme. Para cuidarme. Para despertar por mi misma.

Que las situaciones, con perspectiva, se ven de otra manera. Si te alejas, todo se ve más pequeño, si te acercas, las cosas se amplifican y se ven más grandes. Y es que, a veces, estamos tan cerca de las cosas que no somos capaces de verlas con nitidez. Aprendí a acercarme y a alejarme. Por momentos… y para siempre.

Que todas las situaciones, por muy duras que desfilen ante nuestros ojos, aparecen para algo. Yo, responsable de todas mis acciones, decido si aprender, dejarlo pasar, o taparme los ojos. A confiar y desconfiar. A ver lobos con piel de cordero. Corderos con piel de lobo. Y personas que se dejan la piel por mí.

A tomarme los miedos a la ligera para que no pesaran tanto, porque, una siempre sale adelante, aunque le cueste su tiempo, paciencia, silencio y respeto. A relativizar las emociones con razón. Y las razones con emociones. A dosificar la aceptación incondicional y regalármela a mi misma. A elevar a su máxima potencia la responsabilidad y coherencia en mi misma, a pesar de todo(s).

Que no existen verdades absolutas. Mi verdad, no es tu verdad. Ni nuestra verdad es incondicional. Aprendí a adaptar un concepto equidistante entre la verdad y la mentira. Que después de la tormenta… viene la calma. Y sino, un respiro de aire fresco que nos permita caminar.

A regalar mi ausencia a quien no valora mi presencia. A respetar mis ritmos, cadencias y bloqueos. Y a empezar de nuevo, que no de cero, con quien, donde  y cuando quiera. Que hay caminos que son necesarios recorrer para descubrir a dónde nos llevan. Y a encontrar extravíos, atajos y zancadillas. Todos ellos forman parte del camino y, por ende, son necesarios. así que caminemos.

La vida es como una noria. Unas veces arriba… otras abajo.  Procuro disfrutar del viaje y contemplar el mundo  desde distintos puntos de vista.

Editado y Publicado por: Rovica.

, Arriba, Abajo…, El Rincón de Rovica

 

Esta entrada tiene 14 comentarios

    1. Me alegra saber que te ha gustado. Muchas gracias Marcela. Un abrazo grande amiga 😊😘

  1. Me ha encantado sobre todo la última frase….La vida es como una noria. Unas veces arriba… otras abajo. Procuro disfrutar del viaje y contemplar el mundo desde distintos puntos de vista.
    Feliz finde amiga
    Un abrazo

    1. Me alegra saber que te ha gustado. Muchas gracias Bea. Feliz finde y otro abrazo para ti también amiga. 😊😘

  2. Pues todos los puntos de vista son importantes y de todos ellos se aprende aunque creas que son negativos. Cierto, no hay una verdad absoluta y todo es según la actitud que tomemos ante ello. Buenas reflexiones. Un abrazo.

    1. Así es Paz. Siempre se aprende. Sobre todo, que las situaciones con distintas perspectiva, se ven de otra manera. Muchas gracias. Feliz finde amiga. Otro abrazo para ti

  3. Qué razón tienes, me ha encantado tu post, la vida es una noria, aunque nos gustaría estar siempre arriba hay que tener en cuenta que en algún momento estaremos abajo. La vida es un viaje siempre imprevisible y diferente. Buen finde y un abrazo

    1. Sin duda es como dices. Lo importante es aprender para saber ver las cosas, con diferentes perspectivas. Muchas gracias por comentar y feliz finde para ti también Bea 😊🥰

  4. Me encanta. Has definido lo que es la vida. Única en plano, siempre con sus altibajos. Feliz día guapa.

    1. Muchas gracias Mar. Una alegría saber que te gusta. Un abrazo grande amiga. 😊🥰

  5. Espectacular entrada, sabiduría concentrada y directo a la vena. Un abrazo!!

    1. 😄👍 Muchas gracias JJ Zaratruciano. Otro abrazo para ti amigo 😊😘

  6. Buena metáfora Rovica!
    Eres muy ocurrente y tu lectura se me hace muy grata y amena.
    Un abrazo⚘

    1. Es un placer para mi saber que te gusta. Gracias Yvonne. Otro abrazo grande para ti 😊😘

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: