Hola [email protected] [email protected]

Hoy desde El Rincón de Rovica, Cecilia – Un Ramito de Violetas. Una preciosa canción, llena de  sentimiento, ternura y con alma…

Cecilia, fue una cantautora española. Todas las letras de sus canciones poseen una calidad poética y literaria excelente, muy por encima de lo habitual en su tiempo.

Su carrera artística fue corta, pero consiguió gran popularidad con canciones como “Un ramito de violetas”, “Mi querida España” o “Dama, dama” que lograron ser un éxito en España en la década de los setentas.

El 2 de agosto de 1976, Cecilia falleció en un accidente. Regresaba de un concierto cuando su automóvil se estrelló con la parte posterior de un carro tirado por bueyes. Este último circulaba sin luces en un tramo de carretera que discurría por una vía urbana en el que no había alumbrado público. También se apuntó como causa un cierto exceso de velocidad, pues estaba citada para unas grabaciones en Madrid. En el momento del accidente, Cecilia iba dormida en el coche y murió instantáneamente.

Por entonces se encontraba en el momento más glorioso de su carrera musical. Su fallecimiento dejó desolado a todo el país, pues la cantante poseía un carisma insólito y una popularidad sobresaliente. Tenía 27 años. Está enterrada en el Cementerio de La Almudena.

Era feliz en su matrimonio
Aunque su marido era el mismo demonio
Tenía el hombre un poco de mal genio
Y ella se quejaba de que nunca fue tierno
Desde hace ya más de tres años
Recibe cartas de un extraño
Cartas llenas de poesía
Que le han devuelto la alegría

Quien la escribía versos dime quien era
Quien la mandaba flores por primavera
Quien cada nueve de noviembre
Como siempre sin tarjeta
La mandaba un ramito de violetas

A veces sueña y se imagina
Cómo será aquel que tanto la estima
Sería un hombre más bién de pelo cano
Sonrisa abierta y ternura en las manos
No sabe quien sufre en silencio
Quien puede ser su amor secreto
Y vive así de día en día
Con la ilusión de ser querida

Quien la escribía versos dime era
Quien la mandaba flores por primavera
Quien cada nueve de noviembre
Como siempre sin tarjeta
La mandaba un ramito de violetas

Y cada tarde al volver su esposo
Cansado del trabajo la mira de reojo
No dice nada porque lo sabe todo
Sabe que es feliz, así de cualquier modo
Porque él es quién le escribe versos
Él, su amante, su amor secreto
Y ella que no sabe nada
Mira a su marido y luego calla

Quien la escribía versos dime quien era
Quien la mandaba flores por primavera
Quien cada nueve de noviembre
Como siempre sin tarjeta
La mandaba un ramito de violetas

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: