Se puso sus tacones, su mejor vestido,  se soltó el cabello, tiró a la basura los miedos, con actitud positiva salió a la calle y… conquistó al mundo…

Es de inteligentes  saber a dónde se quiere ir. Pero aún es más inteligente  saber, a donde ya no se tiene que volver…

Rovica.

caminando original 1

 

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: