Lección de una señora mayor a un joven

En la fila del supermercado, el cajero le dice a una señora mayor que debería traer su propia bolsa, ya que las bolsas de plástico no son buenas para el medio ambiente.

La señora pide disculpas y explica: “Es que no había esta moda verde en mis tiempos.”

El empleado le contestó: “Ese es ahora nuestro problema. Su generación no puso suficiente cuidado en conservar el medio ambiente.”

Tiene razón, le dice la señora, nuestra generación no tenía esa moda verde en esos tiempos:

– En aquel entonces, las botellas de leche, de refrescos y las de cerveza se devolvían, en la tienda y las enviaba de nuevo al fabricante para ser lavadas y esterilizadas antes de llenarlas de nuevo, de manera que se podían usar las mismas botellas una y otra vez. Así, realmente las reciclaban.

– Subíamos las escaleras, porque no había escaleras eléctricas en cada comercio ni oficina, así se conservaba energía eléctrica.

– Íbamos caminando a los negocios en lugar de ir en autos de 300 caballos de fuerza cada vez que necesitábamos recorrer 1 kilómetro.

– Por entonces, lavábamos los pañales de los bebes porque no había desechables.

– Secábamos la ropa tendida en cordeles, no en secadoras que funcionan con energía eléctrica. La energía solar y la eólica secaban verdaderamente nuestra ropa.

– Entonces teníamos una televisión o radio, en casa, no un televisor en cada habitación.

– En la cocina, molíamos en mortero y batíamos a mano, porque no había máquinas eléctricas que lo hiciesen por nosotros.

– Cuando empaquetábamos algo frágil para enviarlo por correo, usábamos periódicos viejos arrugados para protegerlo, no plástico de burbujas.

– En esos tiempos no usábamos cortadoras de pasto a bencina, para cortar el césped; usábamos una cortadora de pasto que funcionaba a músculo.

– Hacíamos ejercicio trabajando, así que no necesitábamos ir a un gimnasio para correr sobre caminadoras mecánicas que funcionan con electricidad.

– Bebíamos directamente de la llave o en vaso de cristal cuando teníamos sed, en lugar de usar vasitos o botellas de plástico desechables cada vez que teníamos que tomar agua.

– Cambiábamos las hojas de afeitar en vez de tirar a la basura toda la máquina sólo porque la hoja perdió su filo.

– En aquellos tiempos, los niños iban en sus bicicletas a la escuela o caminando, en lugar de usar a su mamá o papá como taxista.

– Teníamos un enchufe en cada habitación, no varios multicontactos para alimentar una docena de artefactos.

-Y no necesitábamos un aparato electrónico para recibir señales desde satélites situados a miles de kilómetros de distancia en el espacio para encontrar la pizzería más cercana.

– Usábamos teléfonos fijos y sólo había uno cada diez casas, hoy Uds. tienen 10 por cada casa, y cuando los desechan las baterías contaminan la tierra y miles de litros de agua.

– Así que me parece lógico que la actual generación se queje continuamente de lo IRRESPONSABLES que éramos los ahora viejos por no tener esta maravillosa moda verde en nuestros tiempos.

Esta historia viral, que circula por las redes y de autoría desconocida, es un claro ejemplo de que “la experiencia es la madre de la ciencia”. Sin duda, se metieron con la generación equivocada. Muy buena lección la de esta señora, y es que… ¡más sabe el diablo por viejo que por diablo!

Dicho esto, desde aquí no queremos transmitir que estemos en contra de la “moda verde”; nada más lejos de la realidad. Apoyamos todo tipo de iniciativas pro-medioambiente. Esta señora mayor a vivido también otra época y de alguna manera nos hace ver con mayor claridad los errores que  cometemos en el presente. Amamos nuestro planeta, debemos y queremos  proteger a la Madre Tierra.

De la Web.

mayor 1 1

Esta entrada tiene 31 comentarios

  1. El abuso del consumismo empieza a cosechar sus frutos y, en vez de atajarlo, estamos sacando partido de ello. Hay pocos establecimientos que den bolsas biodegradables, así que al final pagamos la bolsa pero no solucionamos el problema.

    Saludos Rovi 🙂

    1. Totalmente de acuerdo con tu comentario JM Vanjav. No se hace mucho, yo diría que casi nada, para concienciar a la gente, de que debemos cuidar mucho más nuestro “hogar”, que es donde vivimos [email protected], en fin 😟… Feliz tarde amigo 😘✋

      1. Tenemos que dar un giro a la sencillez y usar la tecnología para nuestro servicio no ser sus esclavos.
        Saludos Rovi ✋

        1. Ojalá amigo JM Vanjav, ojalá…👍😘😊✋

  2. No sabía el chico que era más importante buscar soluciones que culpables… y resultó que la anciana tenía argumentos más que suficientes para dejarlo planchado… Tiene su gracia… Un texto que nos invita a pensar en un actual y grave problema que nos incumbe a todos… y en el que todos deberíamos concienciarnos. 😉🌷💕😚😚

    1. Así es Loli, la señora dio unos argumentos que “calló” la boca al chico. Las tecnologías tienen su lado bueno, pero también su lado no tan bueno y eso es un grave problema, que si no ponemos conciencia y remedio entre [email protected], el desastre será irremediable. Muchas gracias amiga 🌺😘💕😊

      1. Toda la razón… Gracias a tí, guapa! Un beso enorme! 😚😚😚

    1. Muchas gracias Bea! 🌹🌼😘😊✋

        1. 😁😁 despacitoyconbuenaletrasite… En realidad no sé si “Bea” es tu nombre, pero, veo en tu comentario, un correo en el que leí “bea24_9” entonces pensé que ese era tu nombre.😁😁🌼💕😘😘

          1. Gracias Bea 😜👍🌼🌹😘😘😊

  3. Hay un bono descuento para el Taller de Escritura de j re crivello (bueno hay 10 pero alguno se perdera por el camino Saludos j re
    Pidelo!

    1. Muchas gracias por tu ofrecimiento Juan.🌹😘😊✋

  4. Una argumentación de peso la de la señora. Añado algo más de mi cosecha: en mi infancia, de la que hace bastante pero no tanto como para considerarme del tiempo de los faraones, no había ni cubo de la basura, el papel de envolver se usaba para la cocina de carbón o la chimenea, lo poco que sobraba de comer, las mondas de fruta, de patata… iban para alimentar al cerdo que luego nos proveería de carne una buena temporada, las ropas se reciclaban una y mil veces, con el pan duro se hacían sopas de ajo, y hasta las suelas de goma de las zapatillas se usaban también para encender fuego.
    La modernización trajo el abandono de los buenos hábitos, lo que no tendría que haber sido, ya que creo que pueden cohabitar modernidad y cuidado del medio ambiente. Pero para ello hace falta concienciación e interés por parte de gobierno, empresas y usuarios. Poniendo todos un poco de nuestra parte se conseguiría bastante.
    Un abrazo.

    1. Tu comentario me ha parecido genial e interesante, tanto, que lo he leído varias veces. Cuanta razón llevas al decir, que la modernidad no debería estar reñida con el cuidado del medio ambiente, pero por desgracia no es así…
      Establecer una sana relación entre la economía, la naturaleza y la comunidad constituye el gran desafío planteado por los problemas del medio ambiente. La contribución al establecimiento de un desarrollo sustentable no constituye una obligación de un sector o de unos pocos, nos compete a todos. Cada miembro de la sociedad le corresponde un papel insustituible en esta imprescindible tarea. Estrella, muchas gracias por tu comentario que como siempre está lleno de sabiduría. Otro abrazo grande para ti .🌼🌹🤗💕😊

  5. Un perfecto resumen de la situación. Nos queda mucho por aprender o solucionar. Si los productos de materiales reciclados fueran más baratos los usaríamos más. Todavía cuesta mucho dinero reciclar, es una pena 😔.

    1. Llevas mucha razón Mar. Nos queda mucho que aprender. Ojalá que todos nos concienciemos y pongamos remedio antes de que sea demasiado tarde. 🌼😘💕😊

  6. Mucho que aprender de nuestros mayores entre los cuales yo casi me encuentro, pero no mirar atrás con ánimo de nada porque si hemos llegado hasta aquí es porque todo lo anterior ha contribuido a ello. Cojamos los hábitos buenos de entonces con lo bueno de la actual tecnología. Pero ante todo y sobre todo la persona, que de algo nos sirva la experiencia. Buen jueves. Un abrazo.

  7. Brillante, realmente brillante!!!

    1. Gracias Jordi me alegra saber que te gusta. 🌹🌼😘😊✋

    1. 👍 Acabo de contestarte Julio 😁😁

      1. Pero no he recibido ningún correo tuyo. Ahora mismo tengo que cerrar el ordenador. A media tarde o a la noche volveré a mirar.
        Saludos

  8. Yo crecí en esa época que describe la señora. Me sorprendió la cantidad de cosas detalladas que ahora me resultan imprescindibles, siendo que mi vida funcionaba perfectamente sin ellas. Mi socio es patológicamente guotsapero pero conmigo se controla porque lo amenacé con tirarle el teléfono móvil por la ventana; imposible charlar con alguien si la charla es permanentemente interrumpida. Tengo celular, pero está siempre apagado, lo reservo para cuando realmente lo necesite en alguna emergencia. Cuando lo usaba, mis allegados me pedían explicaciones que justificaran por qué no había atendido. Y yo no soy oficina pública, disfruto tener tiempos libres de las últimas novedades de internet, estar inaccesible, fuera del alcance de las “urgencias” del prójimo, a salvo del Gran Hermano GPS que les informa dónde estoy.
    Me tiene podrido la superficialidad de [email protected] jóvenes que creen ganarse el Paraíso reciclando bolsitas, y me acusan de estar destruyendo el planeta. Jamás mencionan el obsceno derroche de energía de los países del primer mundo y sus multinacionales ni los miles de toneladas de basura que producen y tiran en el tercer mundo.

    1. He leído tu comentario con atención y… cuanta razón llevas Jorge! Todos estamos “colaborando” a que nuestro “hogar” (Tierra) se vaya hacer “gárgaras” como decimos por aquí. Ojalá que nos concienciemos [email protected] y pongamos remedio, antes de que sea demasiado tarde. Muchas gracias amigo. Un abrazo 🤗😊

  9. Muy bueno aclarar que no fue en tiempo de faraones. Esta invasión de tecnología en nuestras vidas se produjo en pocas décadas, un instante en la Historia.
    Soy muy pesimista. La ecologista Merkel sigue explotando el carbón de lignito, el más contaminante (la multa por hacerlo es muy baja). “Alemania, adicta al carbón y abanderada en lucha contra el cambio climático”: elperiodico.com/es/sociedad/20171115/alemania-adicta-al-carbon-y-abanderada-en-lucha-contra-el-cambio-climatico-6426689
    El encantador Trudeau recién empieza a explotar el petróleo de arenas bituminosas, arrasando tierras en su propio país. “Canadá es una de las grandes potencias energéticas y sus reservas de petróleo son las terceras a nivel mundial”: bbc.com/mundo/noticias/2011/11/111129_petroleo_alquitran_canada_am
    No veo muchas probabilidades de mejorar cuando en nuestro mundo el afán de lucro está por encima del instinto de supervivencia y el bienestar de la gente.

    1. La ambición humana esta destruyendo nuestro planeta y eso lo estamos viendo día tras día. Se abusa de los recurso naturales, llegando a la extinción de bosques, tan necesarios para la fauna animal y para el ser humano. Se abusa de los recursos del mar, al extremo de agotar las existencia de especies marinas… En fin Jorge, ojalá que el ser humano se dé cuenta de esos errores tan tremendos y mejoremos la convivencia con el medio ambiente. Gracias por tu comentario. Un abrazo amigo 🤗😊

  10. Las consecuencias de la devastación provocada por el primer mundo ya está llegando a sus costas. Hay esperanzas de que recapaciten.

    1. Ojala que así sea Jorge. Concienciación, educación y respeto hacia la Naturaleza y el medio ambiente para recuperar un mundo mejor. Gracias amigo. Un abrazo 🤗😊

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: