• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Mis Escritos
  • Comentarios de la entrada:23 comentarios
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

 

 

Me siento orgullosa de ser andaluza. Soy viajera, pero hay cosas que echo de menos cuando estoy fuera  y muero por volver con mi gente. A mi hogar. A mi tierra andaluza.Y no me importa que me llamen “exagerá” si digo que su luz brilla en mí.

¡Ea, ya lo he dicho!

Porque cada vez que cruzo Despeñaperros se dibuja en mi cara una sonrisa: “Ya estoy en casa”. Porque cuando paso mucho tiempo fuera la ausencia me pesa como una losa que sólo encuentra alivio con el sonido del mar. Porque sí, porque me apetece, porque si volviera a nacer elegiría mismo lugar, mismos amigos, mismos sueños… En este sitio entre el Mediterráneo y la sierra, la del Sol, la de las cumbres eternas.

Un atardecer  en esos veranos infinitos que nunca terminan. Las cañas de los pescadores se mecen con esas mareas diminutas, que en el Mediterráneo son apenas imperceptibles. Cuando voy al Atlántico nunca deja de sorprenderme lo que el agua es capaz de andar y desandar en unas horas, cómo deja varadas las barcas en la arena… La luz azul aquí es más clara, más brillante. El cielo, más nítido, siento es que el sol me deslumbra, me inunda, me empapa de Sur.

Un cuadro anaranjado al amanecer es ese mar de olivos verde que te quiero verde.  Ese oro líquido, dicen que es el elixir de la eterna juventud, aceite de oliva; mi desayuno favorito, esa tostada de pan con tomate impregnada en ese dorado manjar. Fundido en el suave sabor de un salmorejo recién batido. En la frescura de un gazpacho andaluz en pleno agosto. Sí, es cierto  la gastronomía forma parte esencial de comprender una cultura, de mimetizarse con el entorno, y la disfruto muchísimo.

Leones convertidos en piedra por un hechizo. El borboteo de las fuentes del Generalife en esa canción milenaria de agua oculta que llora, entre leyendas de princesas que ya marcharon de La Alhambra para siempre… El bosque mágico de columnas y los arcos pintados en carmín de la mezquita de Córdoba, ¡la más bella del mundo!. La silueta de la Giralda que me engaña a lo lejos llamando a la oración su versión más moderna una tarde en Marrakech… Esa arquitectura única fusión de oriente y occidente, el legado andalusí. Si hay algo que me llena de orgullo de ser andaluza es ese pasado multicultural. Al-andalus fue centro del mundo y su capital, la Ciudad Resplandeciente.

El sol se despide en las Marismas… Silencio, paz, aves que remontan el vuelo y surcan un cielo rosa pálido. Al este montañas de nieve y campos de escarcha. Cañones de agua profunda y valles de niebla. Campiñas y humedales de flamencos, donde el lince ibérico se agazapa y sobrevive en su lucha contra el hombre y la extinción. Parques naturales con fauna y flora endémica. Allí en las cumbres luce sola, la estrella de Sierra Nevada… Sí, tesoros de los que sentirse orgullosos. Joyas que cuidar y proteger.

Mi escudo son esos pueblos blancos de cuestas retorcidas, cuyo trazado vela un castillo medieval. Nada como perderse por los callejones de tinaos con olor a castañas en otoño y a chimenea en invierno. El calor del hogar. Pero en el sur llega pronto la primavera. Se abren las macetas de geranios en un festival de colores. Los gatos atigrados duermen en los tejados al sol. Así florece la alegría de Los Patios en mayo. Para dar paso a los festivales en las noches estivales con sonido de guitarra, olor a jazmín  y azahar.

Los danzarines del Amor Brujo de Falla. Las heroínas trágicas de Lorca hoy se quitan el luto y salen a tomar una fresca manzanilla en la feria. Ser andaluz es vivir en la calle. Reír alto, soñar fuerte. Cantar políticamente incorrecto y gritar verdades disfrazadas de carnaval. Lo llaman gracia o salero. Otros simplemente tenemos “malafollá”. Digan lo que digan, aquí las puertas de las casas están abiertas, como los brazos, al mundo entero. A España y la humanidad.

Por el “no ni ná”. Y ese acento que solo nosotros entendemos. Por las risas, el humor, la alegría gritando a los cuatro vientos. Por los monumentos, y las calles bonitas. Por lo que tenemos, y lo que somos. Por ese olor a jazmin y azahar que la hace tan especial. Por los abrazos fuertes, los reencuentros inolvidables, por las sobremesas sin fin. Por el pan con aceite.  Por el arte que no se puede aguantá. Por el no me enfado, pero me da coraje. Por un “lo que surja” y ya está. Por la alegría, el salero. Los volantes, los lunares y las palmas. Por la compañía, por nosotros. Por eso que no se puede explicar.

Que qué quieres que te diga, que como Andalucía, ná…

Cronicas de cosmopolilla.

Publicado por Rovica.

Orgullo Andaluz... 1

andalucia

Esta entrada tiene 23 comentarios

  1. Ser parte de un todo, de una herencia cultural o geográfica, reconocerse en las cosas…bendición tener un lugar al cuál llamar hogar….envidio ese sentir…besos al vacío desde el vacío

    1. Rovica

      Así es Cruzar La Noche. Reconocer es tan importante…que tambien se lee al revés. Buen domingo. Un abrazo amigo.

  2. ole, si señor yo soy de Toledo y así digo “Toledo, solar hispano, crisol de la raza íbera. Dichoso aquel que naciera español y toledano. (Cervantes), todos somos y debemos sentirnos orgullosos de nuestro sitio de nuestra patria chica, y ese orgullo se siente tan dentro que no sabes muchas veces como explicarlo, en mi caso Cervantes lo explico muy bien, enhorabuena y sigue sintiéndote muy orgullosa.

    1. Rovica

      👋👋👋 ¡Ole tú! Por tu bonito comentario Juan Miguel👍🥰😊

  3. carlos

    ¿La poesía? Una cosa que nace desde dentro ayudada por el clima y con el azul del cielo por tejado. Un beso.
    ¡Aquí te querría ver, con los pies como témpanos la mayor parte del año!

    1. Rovica

      😂😂 Es lo que tiene Andalucía. Tierra de grandes poetas, escritores, y por si eso fuera poco, un clima primaveral en febrero (22º grados), así que…chiquillo, vente pal’ Sur 🌞😄

      1. carlos

        ¡Ya quisiera que nos dejasen tirar para algún lado!

        1. Rovica

          Sí, la verdad que sí, de momento tenemos que olvidarnos de viajar😔😢. Está la cosa complicada, sí…😔

  4. Así es. Aunque nací en Ohio EEUU soy orgulloso de ser hispano por la sangre España (Galiza/Euskadi) y Cuba. Somos un pueblo creciendo en EEUU con nuestra cultura. Gracias Rovica

    1. Rovica

      Muchas gracias. Yo también te felicito Roberto, por ese orgullo que sientes al tener sangre española y por fomentar nuestra cultura. Desde Andalucía, un abrazo grande amigo🤗😊

      1. Gracias por sus bellas palabras. Es un placer y honor promover nuestra cultura hispana. Abrazos desde la Florida

  5. Uno es de donde se siente feliz y en Andalucía tenemos todo lo que un alma con sensibilidad necesita para sentirse en el paraíso. Todo eso y más sin despreciar toda esta piel de toro que es única en el mundo, aunque haya muchos que la desprecien. Un abrazo.

    1. Rovica

      Cuanta razón llevas en todo lo que dices Paz. Nos sentimos orgullosos en esta tierra de gente fuerte, acogedora, risueña y luchadora. Un paraíso en España abierto a Europa, al mundo y al futuro. Una tierra de todos, para todos. Un beso amiga 🥰😊

  6. ¿Sabes que eres única? o por lo menos que hay poquitas como tú, tan capacitada para expresar tus sentimientos con esa sencillez y belleza. Gracias por compartir cuanto eres.

    1. Rovica

      Muchas gracias a ti marycarmen, por tu precioso y cariñoso comentario. Un abrazo grande querida amiga 🤗😊

    1. Rovica

      👍😊Muchas gracias Pedro. Un abrazo amigo.

  7. sabiusblog

    Tienes motivos de sobra para estar orgullosa. Tu tierra es una maravilla. Una jartá de abrazos 😉

    1. Rovica

      ¡ Ole, qué arte tienes sabius! Claro que me siento orgullosa de esta maravillosa tierra y de su buena gente. Mil gracias. Una “morterá” de abrazos para ti amigo.

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!