Es de esa clase de amores que nunca llegan a ser. De esos que no pasan  de la momentánea y breve  fantasía  de  sueños que duran tan solo un instante. De las palabras bonitas que se transforman en humo, quimera y en deseo fugaz. Es esa clase de «amores», que luego en el camino, da  tristeza, vida gris, monotonía y un camino  de  soledad  y  vacío, un vuelo sin rumbo…

Rovica.

Vuelos Sin Rumbo…

 

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Esos vuelos sin rumbo mejor no emprenderlos; ya sabemos que no llevan a ninguna parte.

    Bonita reflexión Rovica!

    1. Hace días que por cuestión de trabajo no he publicado y tampoco he entrado por aquí por falta de tiempo. Te pido disculpas por no haber contestado antes a tu comentario. Mil gracias y un abrazo grande amiga otesania.

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: