Aquella vez que besé, no tus labios, si no, tu alma, supe que de verdad te quería…

Rovica.

 

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: