• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Mis Escritos
  • Comentarios de la entrada:6 comentarios
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura
  • Última modificación de la entrada:06/02/2022

 

 

 

Y me di cuenta que había secado lágrimas de personas que habían causado las mías y aún así, perdoné. Escuché a personas que después, cuando [email protected] necesité, no se preocuparon por mí. Sigo confiando, pero menos. Sigo escuchando, pero no tanto como antes. Me abrazo más a mi misma.

Hice favores a personas sabiendo que lo hacía con el alma, a sabiendas que a mí, jamás me harían ninguno. Tampoco hubiera pedido nada, pues las cosas que se piden, ya no las quiero porque nunca se dan con el corazón.

Esperé cosas que yo hubiera hecho y que hasta el día de hoy no he visto, ni veré. Y es que no se puede pretender que los demás actúen o sean como [email protected] es, porque no pasará, nunca pasará.

Callé sin decir nada y guardé secretos a personas que hoy hablan mal a mis espaldas. Y a pesar de ello, no guardo rencor, sólo me alejo y vivo mi vida.

Seguiré siendo la misma, a pesar de todo y de [email protected] Porque soy como soy y eso nada ni nadie lo cambiará…

 

 

Publicado por: Rovica.

 

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. carlos

    A veces esperamos que nos den lo que nunca tuvieron. Aunque parece que eso tampoco se puede preguntar. Un besazo.

    1. Rovica

      Puede ser Carlos. Muchas de nuestras decepciones están en esperar a que los demás actúen como [email protected] [email protected] lo haríamos. Esperamos la misma sinceridad y la misma reciprocidad, pero, sin embargo, los valores que definen nuestro corazón, quizás no sean los mismos que tienen otras mentes. Un abrazo amigo.

  2. Creo que hay que hacer las cosas en primer lugar por sentirlas, por creer que debes hacerlas. Luego por el beneficio que redunde en aquellos a los cuales van dirigidas. Y en último lugar por uno mismo. Si comienzas por lo último sería empezar la casa por el tejado y así nada se sostiene. Un abrazo y buena semana.

    1. Rovica

      Sobre todo, cuando se hace las cosas de corazón, difícilmente, te puedes sentir mal, aunque te equivoques. Buena semana para ti también Paz. Un abrazo grande.

  3. No debes dejar que quiebren tu confianza en las personas. Con el paso de los años tienes que crecer en positivo. No te dejes arrastrar por la negatividad. Aprende a rodearte de gente como que merezca la pena. Aprende a distinguir, no a rechazar. Un beso Rovica.

    1. Rovica

      Cuando un sentimiento tan importante como la confianza se rompe, algo en nuestro interior, se quiebra. Esto ocurre porque una mentira puede poner en duda mil verdades, haciendo que nos cuestionemos incluso las experiencias que creíamos más sinceras. La mentira puede alcanzar límites insospechados, pero también es cierto que la verdad, siempre, siempre acaba trascendiendo. Mar, como tú dices muy bien, hay que aprender a distinguir, para rodearnos solo, de gente que merezca la pena. Un abrazo enorme amiga.

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!