Existen esos atardeceres que nunca te cansarías de mirar, porque siempre existe un sentimiento, un pensamiento, un recuerdo, una emoción ocultos entre los pliegues del Cielo…

 

Rovica.

Nunca Te Cansarías... 1

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!