En la vida no siempre pasa un solo tren al que hay que subir, a veces son estaciones en las que hay que bajar. Más de una vez me han dicho, que el tren solo pasa una vez, sin embargo, yo creo que los trenes siguen pasando pero, con pasajeros distintos. No siempre consiste en subirse o no a un vagón. Resulta que, a veces, tú eres ese tren que unos dejaron escapar y que otros preferirán no perder…

Editado y Publicado por: Rovica.

 

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: