Podría hacer oídos sordos, no revelarme ante las injusticias diarias, bajar la voz y no decir nada. Pero en la nada me ahogo, aunque sepa nadar. Podría sonreír y bailar y poner buena cara, cuando escucho canciones que no llevan mi ritmo, pero no me apetece. Podría reírle las gracias al payaso de turno, ser un florero de marca, asentir absurdeces y dejarme el sentir en casa debajo de la almohada. Podría, pero no me da la gana.

Podría dejar de soñar y ser una más. Cerrar con llave mis castillos en el aire, pisar el suelo y observar el movimiento de los barcos en alta mar desde tierra firme, pero me daría mucho bajón. Podría seguir los consejos que me dictan los que se creen que saben dictar, pero prefiero, seguir a mi instinto, que aunque falle más que una escopeta de feria, es mío y le he cogido cariño. Podría aprender a tocar un instrumento y dejar de tocar los… 🥚🥚. Sí. Podría vestir de negro porque todos van de negro, pero mira, prefiero ir de blanco. Podría ser más paciente, más prudente, más tranquila… Menos impulsiva, menos kamikaze, menos yo. Podría, sí, podría, pero no quiero… no me da la gana.

PD.1. Podría mirar una vela hasta su final, pero me recordaría demasiado a ti.
PD.2.  Sigo apostando al cinco y cada dos por tres sale seis.

Myriam Imedio
Editado y publicado por: Rovica.

sonrisas 355

Esta entrada tiene 10 comentarios

  1. Si, todo se puede en la vida, pero quién dijo que se quiere?? Cada quien es cómo es y quién se acerque a tu vida tendrá que aceptarlo…

    1. Sí, podría… Otra cosa es, que no le de la gana de aceptarlo…😉😊 Muchas gracias Diana. Feliz semana amiga 😘😊

    1. Muchas gracias Roberto. Feliz semana amigo. Un abrazo 🤗😊

    1. Muchas gracias sahory.🌹💕😘😘😊

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: