Eres grande, aunque tú no lo sepas. Eres fuerte, aunque no lo creas. Y aunque pasen los días y veas, mejor dicho, pienses, que no avanzas, ten paciencia que todo llegará. Porque tú sola y sin la ayuda de nadie, te levantas cada día, te vistes con una sonrisa y te vas con tu mochila llena de miedos, obstáculos, heridas sin cerrar y «rayadas» que, a veces, se apoderan de tu mente  y, aún así, siempre das lo mejor de ti y alegras el día a los demás. Porque, sin tú notarlo, generas un buen ambiente y transmites una tranquilidad y simpatía que ni te imaginas, sin pretender, pareces ser lo más. Ayudas en lo que puedes al que te rodea. Haces que todos los días cuenten, porque te esfuerzas al máximo. Y créeme,  llegarás hasta la próxima meta y a lo que te propongas. Te lo mereces de verdad.

Eres grande, por muy pequeña que, a veces, te veas.  Las mayores y mejores  revoluciones son las silenciosas.  Y, aunque, a ti te quede mucho por hacer. Le estás ganando a los miedos,  cada día eres mas valiente. Y cada vez disfrutas más del gran  premio  de conseguir ser tú, al 100% .

Rovica.

 

Esta entrada tiene 8 comentarios

  1. Siempre positiva. Nadie es pequeño aunque su esfuerzo parezca baldío porque más tarde o temprano todo tiene su recompensa. Depende solo de ti. Un abrazo.

    1. Soy muy positiva por naturaleza, pero a veces, soy demasiado exigente e impaciente conmigo misma, hasta que te das cuenta, que la paciencia es un don que tengo que aprender y adquirir. Después, como bien dices, todo vendrá a su debido tiempo. Bea amiga, mil gracias por pasarte y comentar. Otro abrazo grande para ti 😊😘

    1. 👍👌😊 Gracias Carlos 😊😘

    1. Me alegra saber que te gusta Bea. Gracias amiga. Otro abrazo grande para ti 😊😘

¿Te ha gustado? ¡Pues ahora te toca comentar!

Cerrar Menú
A %d blogueros les gusta esto: